LA DOBLE HERIDA DE LA INCOMPRENSIÓN

ENGLISH COMING SOON>>

El díptico se compone de dos piezas simétricas en las que aparece “nada” con dos fachadas: una nada fehaciente; y una nada aparente que requiere de mirada atenta para descartarla. En primer lugar vemos una hoja recortada, tal como fueron vaciadas aquellas hojas del libro a punto de emprender el vuelo en la obra NADA reiterada..., donde unas pocas palabras permanecen y forman la frase: NADA- en las obras de arte.- charla insubstancial- extraña, cortada y rápida, con ganas de acabar pronto. Esta hoja aparece aquí en un contexto de un amplio margen de papel blanco alrededor para subrayar esa misma nada en el arte a la que parece referirse.

Junto a este, sorprende encontrar un marco igual de grande, blanco completamente, donde aparentemente NADA hay en la obra de arte… Si se mira con más detenimiento vemos aparecer sutiles señales de cortes y más cortes que inciden en la superficie de papel blanco. Se crean unas tenues sombras en su parte central que son el resultado de haber recortado sobre ella palabras y más palabras de otras páginas, de forma que se marcan cada una de las heridas correspondientes a las palabras ausentes. Se forma una malla de hendiduras. Una repetitiva, casi obsesiva reincidencia, que ironiza sobre esa nada de forma aparente. Y por otro lado, deja manifiesta la necesidad de afinar la percepción para con una obra. De lo contrario, si nada aparece por un lado y no se presta atención por el otro, ambos factores resultan en una herida permanente de mutua incomprensión.



NADA era la herida…

DÍPTICO. 71 x 58 x 8 cm cada uno.